logo

RESONANCIA MAGNÉTICA

Es una técnica de diagnóstico médico no invasiva que no utiliza Rayos X, sino campos magnéticos y ondas de radio por lo que es inocua, sin ningún efecto secundario. Es indolora y permite visualizar de forma clara los tejidos y órganos internos de la zona anatómica que se desea estudiar. Por su versatilidad y capacidad de contraste, supone un método de diagnóstico por imagen de primera elección en muchas áreas, al proporcionar imágenes en dos o tres dimensiones mucho más detalladas que otro tipo de pruebas de imagen.
Disponemos de un equipo de Alto Campo Cerrado de 1.5T y otro de Bajo Campo Abierto de 0.35T para pacientes claustrofóbicos.

Preparación genérica para el examen

• No se necesitan exámenes preparatorios aunque, en ocasiones, se solicita a la persona estar en ayunas desde 4 a 6 horas antes de la prueba, sí se cree que puede ser necesario introducir contraste intravenoso. En este caso se evaluaran sus antecedentes alérgicos. El contraste es gadolinio. El contraste empleado es menos probable que produzca reacciones alérgicas que el que se emplea en la Tomografía Axial Computada.
• Para inyectar el contraste, el personal técnico le preguntará sobre antecedentes de alergia, enfermedades renal y / o si está tomando alguna medicación.
El contraste de gadolinio es un contraste muy seguro y generalmente no notará nada cuando se le inyecte; es excepcional que se noten molestias en la zona de la punción, náuseas u otras reacciones adversas. Si se produce alguna reacción adversa inesperada será inmediatamente atendida por médicos y enfermeros.
• En el momento de la exploración, el paciente debe desprenderse de todos sus objetos metálicos, (joyas, cadenas, prótesis dentales removibles…) debido al campo magnético. También se le preguntará si tiene algún implante metálico (prótesis internas, marcapasos, tatuajes...).
• Se le solicitara que firme un consentimiento informado.
• Tendrá que estar inmóvil acostado en una camilla durante la obtención de las imágenes. La duración total de la prueba, dependiendo de su complejidad, oscilará entre 15 y 60 minutos.
• Es una técnica muy sensible al movimiento, el movimiento del paciente produce una calidad de imagen suboptima para el diagnóstico. En bebes y niños generalmente se realiza con anestesia general.
• Durante el examen escuchará ruidos, como golpes, que los produce el normal funcionamiento del equipo. Puede solicitar tapones para los oídos si cree que el ruido puede resultar molesto. También puede sentir moderado calor en la región del cuerpo explorada.
• Algunas personas experimentan algún grado de claustrofobia que, en la mayoría de los casos, desaparece durante la realización del examen
• Durante el primer trimestre del embarazo no se recomienda aunque no es una contraindicación absoluta.

Debido a que la RM puede mostrar la anatomía de los huesos y de los tejidos de alrededor con gran claridad, es la prueba que proporciona mayor información sobre lesiones en las articulaciones, en columna incluyendo las hernias discales y en partes blandas.
Las imágenes de RM sirven para identificar la causa del dolor, inflamación o sangrado en los tejidos que rodean a las articulaciones. Permite ver lesiones en los tendones, ligamentos y músculos e incluso algunas fracturas que no son visibles en las Radiografías.
Además la RM puede valorar de una manera muy clara los procesos degenerativos como las artritis, artrosis o las hernias discales. Con frecuencia se emplea la RM para evaluar la integridad de la médula espinal en pacientes que han sufrido un traumatismo.
Finalmente la RM puede ser de utilidad para caracterizar las infecciones (osteomielitis) o los tumores que afectan a los huesos o articulaciones. El hueso se muestra mejor en las radiografías o en las imágenes de TC pero la RM puede valorar mejor los tumores de partes blandas y diferenciar las áreas tumorales del edema aunque no detecta el calcio en el interior de los mismos. No se puede realizar en pacientes con implantes ferromagnéticos. Si el paciente tiene un implante colocado deberá informar al técnico para que lo tenga en cuenta antes de realizar el estudio.

Con la Resonancia Magnética se pueden analizar algunos aspectos que no es posible ver con las otras técnicas de imagen como la ecografía o la tomografía computarizada.
El objetivo es visualizar el contenido y estructura del tejido que compone las partes del cuerpo y poder determinar si presentan alguna malformación, zonas de inflamación, quistes, tumoraciones (ya sean benignas o malignas), abscesos.
Como prueba de diagnóstico, la principal diferencia con los exámenes convencionales (TAC y ecografía) es que al tener mayor caracterización de los tejidos nos permite valorar no solo la forma de las distintas partes del órgano a estudiar, sino también el grado de infiltración de los diferentes tejidos que lo componen por procesos anómalos (tumores, inflamaciones, abscesos).
En general la Resonancia Magnética de pelvis es superior que la Tomografía Computada y la Ecografía en el estudio de la pelvis femenina y masculina en la caracterización de las lesiones y en la evaluación de la extensión e infiltración de los tumores.
En los exámenes de tumores del cuello uterino se introduce gel de Ecografía en la vagina.
El paciente se acuesta en una mesa deslizante y se le coloca una antena sobre el cuerpo (bobina de superficie). Después se introduce al paciente dentro del imán (gantry) y el personal técnico abandona la sala, (en ningún momento estará solo ya que desde afuera de la sala el personal que lo está atendiendo, lo estará viendo y oyendo a través de un cristal) para ir realizando las distintas series de imágenes.
Algunos pacientes necesitan una inyección de contraste intravenoso (gadolinio) para mejorar la visualización de algunos tejidos o vasos sanguíneos. En estos casos se pone una pequeña aguja conectada a un catéter en la mano o el brazo.
Una vez terminada la adquisición de las imágenes se le suele decir al paciente que espere unos minutos por si es necesario realizar alguna serie más.

La Colangio Resonancia se utiliza para examinar la vía biliar y conducto pancreático y descartar cálculos, procesos inflamatorios y tumores. No es necesario administrar contraste endovenoso.
El paciente se acuesta en una mesa deslizante y se le coloca una antena sobre el cuerpo (bobina de superficie). Después se introduce al paciente dentro del imán (gantry) y el personal técnico abandona la sala, (en ningún momento estará solo ya que desde afuera de la sala el personal que lo está atendiendo lo estará viendo y oyendo a través de un cristal) para ir realizando las distintas series de imágenes.

La Entero Resonancia nos permite estudiar las distintas capas que componen las paredes del intestino para determinar si presentan malformaciones, divertículos, tumores y sobre todo la enfermedad inflamatoria intestinal y fistulas. La persona a la que se va examinar tomará antes de entrar en la sala de examen un litro y medio de agua en la que se la habrá diluido un producto para evitar que el agua sea absorbido, lo cual permitirá desplegar el intestino y así poder ver su interior y definir mejor sus paredes.
El paciente se acuesta en una mesa deslizante y se le coloca una antena sobre el cuerpo (bobina de superficie). Después se introduce al paciente dentro del imán (gantry) y el personal técnico abandona la sala, (en ningún momento estará solo ya que desde fuera de la sala el personal que lo está atendiendo lo estará viendo y oyendo a través de un cristal) para ir realizando las distintas series de imágenes.
Algunos pacientes necesitan una inyección de contraste intravenoso (gadolinio) para mejorar la visualización de algunos tejidos o vasos sanguíneos. En estos casos se pone una pequeña aguja conectada a un catéter en la mano o el brazo.Una vez terminada la adquisición de las imágenes se le suele decir al paciente que espere unos minutos por si es necesario realizar alguna serie más.

La resonancia de próstata permite visualizar el contenido y estructura del tejido prostático con mayor resolución que la Ecografía y la Tomografía Computada determinando zonas de inflamación, tumores benignos o malignos así como su extensión a órganos vecinos(vejiga, recto y ganglios linfáticos).No reemplaza a la Ecografía, es un complemento de la misma cuando ya fue detectado un cáncer prostático.
El paciente se acuesta en una mesa deslizante y se le coloca una antena sobre el cuerpo (bobina de superficie). Después se introduce al paciente dentro del imán (gantry) y el personal técnico abandona la sala, (en ningún momento estará solo ya que desde afuera de la sala el personal que lo está atendiendo le estará viendo y oyendo a través de un cristal) para ir realizando las distintas series de imágenes.
Siempre se inyecta contraste intravenoso (gadolinio) para mejorar la visualización de algunos tejidos o vasos sanguíneos. En estos casos se pone una pequeña aguja conectada a un catéter en la mano o el brazo.Una vez terminada la adquisición de las imágenes se le suele decir al paciente que espere unos minutos por si es necesario realizar alguna serie más En ocasiones se complementa el estudio con espectroscopia

Con las imágenes de RM se pueden analizar algunos aspectos que no es posible ver con las otras técnicas de imagen como la mamografía, la ecografía o la tomografía computarizada.
Se puede indicar la realización de una RM de mama en algunas ocasiones, como:
Precisar la localización de la lesión, cuando es necesario para planificar la cirugía.
Definir mejor el tamaño de la lesión, cuando es necesario para el tratamiento. Complementar la valoración de una lesión vista en la mamografía o la ecografía.
Diferenciar entre cicatrices y recaída de un tumor ya tratado. Valorar las características de la lesión antes de iniciar el tratamiento de quimioterapia neoadyuvante (la que se administra antes de realizar la cirugía del tumor mamario) y monitorizar los cambios que se producen tras este tratamiento neoadyuvante.
Evaluación de implantes. Detección de neoplasia ocultas.
Para poder hacerle la exploración se le colocará en una camilla boca abajo y después mientras usted está acompañada por el personal de resonancia la camilla se desplazará hasta que la zona de las mama esté en el centro del tubo. En ese momento la cabeza estará casi fuera del tubo.
La posición para hacer una resonancia magnética de mamas es fundamental para realizarla adecuadamente: durante todo el tiempo permanecerá en la misma posición, boca abajo, con la cabeza apoyada y las mamas situadas en un dispositivo. Es importante no moverse nada durante la exploración para que las imágenes salgan nítidas y sean analizables.
En ningún momento estará sola ya que desde afuera de la sala el personal que la está atendiendo la estará viendo y oyendo a través de un cristal.
El estudio completo dentro de la sala de RM durará entre 30 y 45 minutos.
La resonancia magnética de mama generalmente se hace con la administración de contraste. Para inyectar el contraste el personal técnico le preguntará sobre antecedentes de alergia, enfermedades renal y /o si está tomando alguna medicación.
El contraste de gadolinio es un contraste muy seguro y generalmente no notará nada cuando se le inyecte; es excepcional que se noten molestias en la zona de la punción, náuseas u otras reacciones adversas. Si se produce alguna reacción adversa inesperada será inmediatamente atendida por médicos y enfermeros. 
Para poder analizar adecuadamente la RM de Mama es necesario hacerla en determinados días del ciclo menstrual, porque el estado hormonal influye de forma muy significativa en las imágenes que se obtienen. 
En mujeres en edad fértil (pre menopáusica) lo ideal es hacer la resonancia entre los días 6 y 13 del ciclo menstrual, incluso si se está tomando contracepción oral. En caso de terapia hormonal sustitutiva se recomienda interrupción del tratamiento hormonal al menos 4 semanas antes de la resonancia, pero en esos casos deberá consultar con el médico que le haya prescrito el tratamiento hormonal para coordinar de la mejor manera posible su tratamiento y la realización de la resonancia.

Con la Resonancia Magnética se consiguen ver estructuras que no conseguimos ver con otro tipo de técnicas de imagenes.La imagen por Resonancia Magnética es la técnica más sensible para el estudio de los tumores cerebrales, accidentes cerebrovasculares (ictus) y algunas enfermedades crónicas del sistema nervioso central (SNC) como la esclerosis múltiple.
Además se usa para descartar alteraciones cerebrales en pacientes con demencia y para estudiar la hipófisis. También es capaz de detectar pequeñas alteraciones en los tejidos de los ojos y del oído interno. El paciente se acuesta en una mesa deslizante y se le coloca una antena alrededor de la cabeza (bobina de superficie). Después se introduce al paciente dentro del imán (gantry) y el personal técnico abandona la sala, (en ningún momento estará solo ya que desde fuera de la sala el personal que lo está atendiendo lo estará viendo y oyendo a través de un cristal) para ir realizando las distintas series de imágenes.
Algunos pacientes necesitan una inyección de contraste intravenoso (gadolinio) para mejorar la visualización de algunos tejidos o vasos sanguíneos. En estos casos se pone una pequeña aguja conectada a un catéter en la mano o el brazo.
Una vez terminada la adquisición de las imágenes se le suele decir al paciente que espere unos minutos por si es necesario realizar alguna serie más. Las imágenes de RM del cerebro y de otras estructuras craneales son mucho más claras y detalladas que las de otros tipos de técnicas de imagen.

La Angio Resonancia estudia la patología del corazón y los vasos sanguíneos. Consigue imágenes de gran calidad de los vasos sanguíneos en la mayoría de los casos sin necesidad de administrar contraste endovenoso.
Las arterias Carótidas, situadas en el cuello, que llevan la sangre al cerebro son un sitio muy típico de padecer arterioesclerosis. Esta enfermedad produce estrechamiento u obstrucción de las arterias impidiendo que la sangre llegue al cerebro lo que puede llegar a producir un ictus (ACVA). En estos casos, si la ecografía Doppler muestra lesiones arterioescleróticas los médicos puede que soliciten una Angio Resonancia antes de someter al paciente a una intervención quirúrgica, evitando en muchos casos exploraciones más agresivas como la angiografía habitual por cateterismo.
La Angio Resonancia se usa para estudiar las enfermedades de los vasos intracraneales, para seleccionar aquellos pacientes que tengan patología vascular y deban someterse a una angiografía. También se usa para estudiar la arteria Aorta torácica o abdominal, las arterias pulmonares o renales así como las arterias de las piernas
El paciente se acuesta en una mesa deslizante y se le coloca una antena sobre el cuerpo (bobina de superficie). Después se introduce al paciente dentro del imán (gantry) y el personal técnico abandona la sala, (en ningún momento estará solo ya que desde fuera de la sala el personal que lo está atendiendo lo estará viendo y oyendo a través de un cristal) para ir realizando las distintas series de imágenes.
Siempre se realiza una inyección de contraste intravenoso (gadolinio) para mejorar la visualización de algunos tejidos o vasos sanguíneos. En estos casos se pone una pequeña aguja conectada a un catéter en la mano o el brazo.
Una vez terminada la adquisición de las imágenes se le suele decir al paciente que espere unos minutos por si es necesario realizar alguna serie más.

La Perfusión por Resonancia Magnética es utilizada para mostrar las áreas del órgano en estudio que están siendo irrigadas con sangre brindando información sobre su flujo. Permite la valoración de la microvasculatura mediante los cambios de señal debidos al paso intravascular del medio de contraste. Las aplicaciones clínicas más extendidas de la Perfusión por Resonancia Magnética incluyen la determinación del grado de agresividad de tumores, la diferenciación de algunos tipos histológicos tumorales o de lesiones pseudotumorales y la evaluación de la respuesta al tratamiento. Es de gran utilidad en la valoración del área de tejido cerebral posible de recuperarse en un accidente cerebral isquémico (ictus.).Es utilizada en Cerebro, Próstata y en menor grado en Mama.
Siempre se realiza una inyección de contraste endovenoso.

La Flujometria complementa el examen del cerebro en algunos casos de hidrocefalia, procesos inflamatorios y tumores evaluando y midiendo el movimiento del líquido cefalorraquídeo.
No se utiliza contraste endovenoso.
El paciente se acuesta en una mesa deslizante y se le coloca una antena alrededor de la cabeza (bobina de superficie). Después se introduce al paciente dentro del imán (gantry) y el personal técnico abandona la sala, (en ningún momento estará solo ya que desde fuera de la sala el personal que lo está atendiendo lo estará viendo y oyendo a través de un cristal) para ir realizando las distintas series de imágenes

La Tractografía complementa el examen del cerebro en algunos casos de procesos inflamatorios y tumores evaluando la integridad y dirección de los tractos de las fibras nerviosas (axones).
Es la única técnica no invasiva que permite mostrar los distintos grupos (haces) de fibras nerviosas que interconectan las estructuras cerebrales.
El paciente se acuesta en una mesa deslizante y se le coloca una antena alrededor de la cabeza (bobina de superficie). Después se introduce al paciente dentro del imán (gantry) y el personal técnico abandona la sala, (en ningún momento estará solo ya que desde fuera de la sala el personal que lo está atendiendo lo estará viendo y oyendo a través de un cristal) para ir realizando las distintas series de imágenes.
No requiere suministrar contraste endovenoso

La Espectroscopia por Resonancia Magnética es una técnica incruenta para evaluar el contenido bioquímico de los tejidos vivos. Proporciona información metabólica permitiendo la caracterización tisular a nivel bioquímico basada en el análisis de determinados metabolitos que representados en una gráfica espectral permite determinar el tipo de lesión. Ayuda a establecer posibilidades de malignidad o benignidad de las lesiones evitando biopsias innecesarias o guiando al médico en las biopsias marcando el sitio donde existe la posibilidad de obtener una muestra más representativa de la lesión biopsiada.Tambien es útil en el seguimiento de la evolución de los tumores y su respuesta al tratamiento.
Es utilizada en Cerebro, Próstata y en menor grado en Mama