logo

ECOGRAFÍA DOPPLER COLOR Y 4-5D

La ecografía es una técnica de diagnóstico por la imagen que emplea los ultrasonidos (sonidos de muy alta frecuencia y por tanto inaudibles para el oído humano) para la obtención de imágenes del cuerpo humano. Un emisor de ultrasonidos es aplicado sobre la superficie del cuerpo y emite pulsos de ultrasonidos que en parte son reflejados por los diferentes tejidos. Un receptor detecta los ultrasonidos reflejados y los convierte en una señal eléctrica que es transmitida a una computadora que procesa la información generando una imagen en un monitor. Probablemente la ecografía sea la prueba más inocua e indolora que se realiza para el estudio de enfermedades. Los ultrasonidos utilizados no producen ningún daño a adultos, niños o embriones.

Preparación genérica para el examen

• No se necesita tomar medicamentos previamente aunque, en ocasiones, se le solicita a la persona abstenerse de comer durante un período de 4 a 6 horas antes del examen o ingerir agua una hora antes del examen.

La ecografía se emplea para estudiar los riñones, el hígado, el páncreas, el bazo y los vasos sanguíneos del abdomen. La ecografía es muy útil para diagnosticar las causas de dolor abdominal como la litiasis biliar o renal (piedras en la vesícula biliar o en el riñón) o la apendicitis. Muestra el aumento de tamaño de los órganos abdominales y la presencia de masas tumorales y su naturaleza, sobre todo diferencia entre masas sólidas y quísticas. También sirve para estudiar la ictericia ya que permite diagnosticar la dilatación de los conductos biliares.
El examen se realiza en ayunas.

La ecografía ginecología se emplea para estudiar los órganos reproductores femeninos (útero, trompas de Falopio y ovarios).Evalúa las paredes del útero y endometrio para detectar tumores o procesos inflamatorios y los ovarios en la detección de quistes y tumores sólidos. También se emplea en estudios de infertilidad para detectar malformaciones y producción de folículos.
Para realizar el examen previamente se debe ingerir agua.

La ecografía en el embarazo permite realizar un seguimiento y detectar distintas anomalías desde el primer trimestre pero también puede jugar un rol fundamental en el segundo y en el tercero.
Durante el primer trimestre, qué termina a las 12 semanas lo primero que vamos a detectar es el saco gestacional, que incluye la bolsa con el líquido amniótico, y el corion, que es lo que más tarde formará la placenta aproximadamente a las 5 semanas, y unos días más tarde el embrión. En esta primera ecografía vamos a evaluar que aparezca el saco en el tiempo correspondiente, que esté bien ubicado en el interior del útero y que tenga un embrión en su interior con los latidos presentes calculando la edad del embarazo y la fecha probable de parto. Si se ve un saco “vacío”, se toman las medidas y se calcula de acuerdo a ellas cuántos días faltarían para que el embrión se vea. Es que si no es posible observar el saco o el embrión en esta primera ecografía, puede deberse a que la paciente ovuló unos días más tarde –algo que sucede con frecuencia en mujeres con ciclos irregulares- y, por lo tanto, el saco gestacional se verá más tarde también. Si bien el embarazo comienza a contarse a partir del primer día de la última menstruación, la concepción se supone que se produce dos semanas después. También puede pasar que se vea el embrión pero no se encuentren los latidos. Y en ese caso, cuando el embrión mide menos de 6mm, lo que corresponde a unas 5,5 o 6 semanas de embarazo, puede suceder que no se detecten los latidos y eso no significa que no esté vital sino que es demasiado pequeño e inmaduro para poder escucharlos. El embrión crece aproximadamente 1mm por día, entonces, esperamos los días necesarios para que mida más de 6mm y corroboramos su vitalidad.
Entre las 11 y 13,6 semanas es posible detectar algunas malformaciones fetale evaluando la translucencia nucal o TN, la presencia del hueso nasal.
A partir del segundo y tercer trimestre se estudian las anomalias del bebe, placenta, cantidad de líquido amniótico, crecimiento y estado hemodinámico del bebe con Doppler.

El Escan Detallado fetal es una ecografía común a la que se le agrega la evaluación detallada de la mayoría de los órganos y sistemas fetales. Se realiza a partir de las 20 semanas porque ya en ese momento el desarrollo del bebé está completo, especialmente el sistema nervioso fetal.
Con este estudio se descartan muchísimas malformaciones estructurales, como por ejemplo: hidrocefalia, espina bífida, labio leporino, cardiopatías, hernia diafragmática, malformaciones del aparato digestivo, ausencia de un riñón o problemas renales, alteraciones de los miembros fetales, etc. Además durante el escan se buscan marcadores de trastornos cromosómicos, que si bien no son tan sensibles como la translucencia nucal, orientan al diagnóstico. Algunos de ellos son: quistes de plexos coroideos, ventriculomegalia leve, pielectasia leve, foco ecogénico intracardiaco, etc. Cuando estos marcadores se presentan de manera aislada, pierden importancia, pero cuando se presentan combinados aumentan el riesgo de tener un problema cromosómicos en el bebé, y se sugiere descartarlos con un asesoramiento genético.

La ecografía 4-5 D ofrece la experiencia inolvidable de ver a su hijo no sólo en la forma tridimensional sino en tiempo real y en movimiento, es las más utilizada para ver los rasgos del bebé en más detalle y como una manera de ir “conociéndolo” antes de que nazca. Permite ver la superficie del bebe, esto no significa que puedan identificarse mayor cantidad de malformaciones sino que algunas permite hacerlo con mayor exactitud y certeza.
Si bien la ecografía 4-5 D puede realizarse durante todo el embarazo, el momento ideal para realizarla es entre las 26 y 30 semanas. Después de ese momento el tamaño del bebé es demasiado grande y es más difícil obtener fotos de la cara. Para obtener una buena imagen 4-5 D debemos contar con una posición favorable del bebé, una adecuada cantidad de líquido amniótico y que no se interpongan entre la cara y el transductor ecográfico los miembros del bebé, el cordón umbilical o la placenta.
Durante el primer trimestre es el único momento en que permite visualizar el cuerpo entero del embrión en movimiento y en el segundo y tercer trimestre se pueden observar las diferentes partes del bebé.

El Doppler de las arterias uterinas permite detectar el riesgo que tiene la paciente de desarrollar hipertensión gestacional y preeclampsia.Ell Doppler de las arterias umbilicales y cerebrales fetales permite conocer el estado de oxigenación y nutrición del feto. Está indicado en casos de enfermedades maternas como hipertensión arterial, diabetes, trombofilias, y en casos de trastornos de crecimiento del bebé. En las trombofilias puede estar alterada la circulación porque la sangre se torna más espesa, y esto puede comprometer el pasaje de sangre a través de la placenta. Como el Doppler permite evaluar la circulación constituye una herramienta muy importante para el obstetra y el hematólogo.

Es la técnica de elección para el estudio del testículo cuando existe un proceso inflamatorio, tumoral o traumático. Es fundamental en el estudio de la torsión testicular complementada con el Doppler para evaluar la circulación sanguínea. La torsión supone una urgencia quirúrgica.

La Ecografía Doppler Color es una prueba no invasiva que calcula el flujo de la sangre en los vasos sanguíneos haciendo rebotar ondas sonoras de alta frecuencia (ultrasonido) en los glóbulos rojos circulantes.
Es una herramienta importante para el diagnóstico vascular no invasivo. Proporciona información con relación a la permeabilidad arterial y venosa, sentido del flujo, presencia de estenosis y fístulas, y estado de la circulación sanguínea de todos los órganos del cuerpo.
Tiene importantes aplicaciones clínicas, no sólo en los vasos sanguíneos, sino también en la caracterización de tejidos sólidos normales y tumorales.

La Ecografía Transrectal de Próstata puede ser solicitada si resulta elevado un análisis determinado de sangre o si el médico detecta un bulto durante un examen rutinario para descartar cáncer de próstata. Una ecografía de próstata también puede detectar otras alteraciones de la próstata como inflamación o puede ser utilizado en el estudio de infertilidad.
También los podemos utilizar como guía para realizar una biopsia con aguja, en la que la aguja se utiliza para tomar una muestra de las células de una zona anormal de la próstata para su análisis histológico.La próstata se localiza directamente delante del recto, por ello la exploración se realiza transrectalmente. Se coloca sobre el transductor una funda, es lubricado y colocado en el interior del recto de manera que el sonido sólo debe recorrer una corta distancia hasta la próstata. La mayor parte de las veces se realiza con el paciente acostado sobre su lado izquierdo y las piernas ligeramente flexionadas.
Si no es preciso realizar biopsia, la ecografía transrectal de la próstata produce una molestia similar a un examen rectal realizado por su médico. El estudio dura aproximadamente 15 a 25 minutos.

La Ecografía Musculoesqueletica y Partes Blandas es un método útil en el examen del sistema músculo- esquelético del cuerpo para detectar problemas en los músculos, tendones, ligamentos, articulaciones y partes blandas, en el diagnóstico de roturas tendinosas, tal como la rotura del manguito rotador del hombro o el tendón de Aquiles en el tobillo. También pueden verse anomalías musculares como roturas o tumores. También puede demostrarse presencia de sangrado o colecciones de líquido dentro de los músculos, bolsas (bursas sinoviales) y articulaciones.

La ecografía Mamaria Proporciona una imagen clara de la estructura interna de la mama.
El uso más habitual en la actualidad, es ayudar a diagnosticar las lesiones en la mama detectadas por usted misma o un médico durante un examen físico (como un bulto o secreción del pezón) y cuando las mamografías no son concluyentes. También se utiliza cuando los senos son muy densos.
No son tan útiles en detectar micro calcificaciones como la mamografía.

La Elastografía es un método de diagnóstico que utiliza los ultrasonidos para valorar la elasticidad o dureza de los tejidos como ser un órgano o un nódulo en estudio, mediante la tensión y compresibilidad que producen las ondas ultrasónicas en los tejidos del organismo.
La aplicación clínica se basa en que las lesiones malignas son más duras y rígidas que las benignas, la Elastografia posibilita objetivar la elasticidad de estos tejidos y establecer criterios de probabilidad maligno-benigno.
Hay dos técnicas, la Cualitativa (strain) aplicable en tejidos superficiales como la mama y la Cuantitativa (shear wave) aplicable en órganos profundos como el hígado para el estudio de la cirrosis-fibrosis.