logo

DENSITOMETRÍA ÓSEA

La densitometría ósea es una técnica diagnóstica que permite medir la densidad mineral del hueso, es decir, su contenido en calcio, por medio de los rayos X (muy baja dosis). Constituye la principal herramienta diagnóstica utilizada en la osteoporosis y de esta manera se puede determinar el riesgo de sufrir fracturas óseas. Esta prueba puede servir para valorar la salud ósea, para llevar el control de la pérdida ósea o la respuesta al tratamiento y para detectar la osteoporosis en su etapa más precoz e instaurar un tratamiento preventivo.

Preparación genérica para el examen

• Tendrá que estar inmóvil acostado en una camilla durante la obtención de las imágenes. La duración total del examen en general no superan los 10 minutos.
• No se necesitan exámenes preparatorios.
• En el momento de la exploración, el paciente debe desprenderse de todos sus objetos metálicos, (joyas, cadenas, prótesis dentales removibles…) debido a que pueden interferir en la obtención de las imágenes.
• Informe siempre si está o tiene la posibilidad de estar embarazada.

La evaluación de la densidad mineral ósea se puede llevar a cabo mediante diferentes técnicas densitometricas que se fundamentan en la alteración que produce el tejido óseo mineralizado sobre agentes físicos. Todas las técnicas han mostrado una capacidad similar en predecir el riesgo de fractura y el control evolutivo del tratamiento de la osteoporosis.
En nuestra institución se utiliza el método QCT (Quantitative Computed Tomography) que examina las vértebras lumbares permitiendo sustraer y analizar el hueso trabecular puro sin contaminación del hueso cortical.